Como bien ocurrió en el videoclip Take on me de A-ah , a veces, los personajes pueden salir del cómic. Y a veces también, se dejan hacer una entrevista exprés. Viajamos en el tiempo para hablar con una de nuestras protagonistas; Nica.

Nica en la ventana

VM: Buenas noches, Nica. Tienes muy buen aspecto.

N: Gracias. El ilustrador se ha esmerado mucho conmigo.

VM: Comencemos por tus orígenes ¿Qué nos puedes contar sobre ti?

N: Soy de Zaragoza y procedo de una familia humilde. Mi único pariente es mi tía, que ahora está enferma; no nos llevamos muy bien, pero le aprecio mucho por haberse encargado de mí. Afortunadamente, cuento también con mi colega Abel; somos como de uña y carne.

VM: ¿Qué haces en tu tiempo libre?

N: Me gusta leer novelas y los periódicos; así me mantengo informada de lo que ocurre en el mundo. Abel y yo nos divertimos conversando sobre cómo la clase privilegiada mantiene a raya a la población. Ojalá pudiéramos cambiar muchas cosas…

VM: Si eres una persona idealista, admirarás a muchas personas.

N: Mi inspiración son las amazonas; auténticas mujeres luchadoras. Y además no tienen miedo a nada. La mujer no es el sexo débil, y quien diga lo contrario no entiende nada. Somos capaces de hacer muchísimas cosas.

VM: ¿Cuáles son tus expectativas de futuro?

N: Ahora mismo el futuro lo veo un poco negro; estamos en tiempos convulsos ¿Quién te dice que no viene mañana el general Napoleón e invade tu país? No sé…no me contenta lo que al resto de personas, por el momento. Sí me gustaría comprometerme con algo o alguien. Para mí, dar mi palabra es muy importante.

VM: Se escuchan rumores en la ciudad sobre vampiros y otros seres de la noche ¿Crees en ellos?

N: No he visto ninguno hasta la fecha. Ni creo ni dejo de creer, pero la verdad es que tiene que molar ser uno. La mayoría de las personas desearían ser inmortales ¿No?

VM: ¿Qué mensaje quieres dejar a nuestros lectores?

Que no se dejen engañar y luchen siempre por lo que quieren. Ah, y que apoyen el cómic, que seguro les va a gustar mucho. El autor también está persiguiendo su sueño.

Nos despedimos de Nica y volvemos a nuestro siglo ¡Regresaremos pronto!